28/4/15

Qué es SnapChat y cómo puede ayudar a las marcas


Estamos en la era de la inmediatez, del "aquí y ahora". Servicios de mensajería instantánea como WhatsApp y Line ocupan un puesto ya imprescindible en nuestras ajetreadas vidas. Lo queremos todo en streaming, rapidito... Pero eso sí, sin dejar muchos datos ¡qué con la privacidad no se juega!

Y curiosamente los que más pudor muestran ante la exposición de su privacidad a libre albedrío son los de 20 para abajo. De hecho, los teenagers (¿los de 20 lo son?)  cada vez pasan más del Facebook porque les parece el cotilleo padre, y prefieren otro tipo de redes sociales como Instagram o tachán, tachán... Snapchat. ¿Por qué? Pues porque estamos hablando de compartir contenidos efímeros que tan sólo duran 24 horas para luego desaparecer por siempre jamás.

Y tampoco hace falta tener mucha picardía para imaginar qué tipos de contenidos son los que más comparten los always on. Borracheras, escenas subidas de tono y un largo etcétera... Pero algunas marcas -las más avispadas- no han dejado pasar por alto esta revolución social a la que un 71% de menores de 25 años ya se ha apuntado.




Y te preguntarás, ¿por qué necesita una marca hacer el moñas de esta forma? Pues es muy sencillo, simplemente cada vez son más las compañías que son conscientes de lo importante que es ya no digitalizarse (esto es obvio), sino de innovar constantemente mediante la tecnología para acercarse lo más posible a su cliente. O futuro cliente, como es el caso de aquel 71% de menores de 25 años que quizás no sean el público más adecuado para una firma de lujo, pero en esa edad tan fácil de influenciar, utilizar aplicaciones afines como es el caso de la del "fantasmita" hacen que la marca tenga papeletas extra para posicionarse en el top of mind de aquellos que apenas conservan huellas dactilares (por el desgaste contra la pantalla), que se hacen llamar... millenials.

¿Y tú estás ya en Snapchat? ¡Búscame Lahuellafelina!




1 comentario :